jueves, 22 de abril de 2021

DR. Sir THOMAS BARLOW

Great Ormond Street Hospital ha tenido muchos miembros que han trabajado durante muchos años, pero solo uno puede afirmar haber estado en lista durante setenta años.
Thomas Barlow nació el 4 de noviembre de 1845, el mayor de siete hijos de James y Alice Barlow, propietarios de molinos, de Edgworth, cerca de Bolton en Lancashire. 
La familia era bien conocida como filántropa en su pueblo natal donde financiaron organizaciones benéficas relacionadas con la iglesia metodista , incluido el Hogar de Niños .
Sus intereses científicos lo llevaron a estudiar la extraordinaria combinación de medicina, geología y paleontología en el University College London. 
Se graduó en 1871 y se convirtió en médico de cabecera de Sir William Jenner. Del médico de la Reina (y luminaria de Great Ormond Street), aprendió la importancia de la precisión intensa en la observación clínica y la atención a cada detalle.
Llegó a Great Ormond Street como Registrador en 1875, fue nombrado médico asistente en 1876 y médico en 1885. 
Como todos los médicos de la época, también ocupó puestos en la UCH, London, Royal Free y London Fever Hospital. 
En 1880 fue un año importante en su vida, ya que no solo alcanzó su FRCS, sino que se casó con la hermana Ada Dalmahoy de Great Ormond Street, manteniendo así la tradición del matrimonio interno. Su nueva esposa transformó la figura seria y ligeramente caótica en un médico exitoso, organizado y un padre muy feliz de cinco hijos. Ella lo alentó en sus intereses en el arte, la arqueología y la literatura, y compartió su profunda fe cristiana.
Tenía un trato amable con los pacientes que fue observado por Robert Bridges, con quien trabajaba en Great Ormond Street.
Dijo: "De todos los médicos que conocí, él era el que sentía más íntima simpatía por sus pacientes ... el sentimiento de compañerismo de Barlow era inagotable e incansable".
En el hospital, su enfoque meticuloso de las autopsias avanzó considerablemente el estándar de diagnóstico entre sus colegas, aunque las finanzas del hospital eran tales que solía decir que era una buena idea llegar a la sala de autopsias temprano antes del suministro de velas para el día. 
Contribuyó con varios artículos importantes para revistas médicas, sobre meningitis tuberculosa y fiebre reumática, pero fue por su identificación definitiva del escorbuto infantil que alcanzó fama internacional. 
Su trabajo surgió de una creciente incidencia de raquitismo en la segunda mitad del siglo, coincidiendo con (y, en última instancia, considerado como en gran parte la responsabilidad de) el creciente dominio de los alimentos patentados para bebés y la renuencia de las madres de clase media a prolongar la lactancia materna. 
Los casos que también presentaban síntomas pseudoescorbúticos se describían típicamente como "raquitismo agudo", pero Barlow demostró de manera concluyente que el raquitismo y el escorbuto infantil eran afecciones distintas que, sin embargo, podían aparecer al mismo tiempo. 
La enfermedad de Barlow (como se conoció el escorbuto infantil) es causada por la desnutrición combinada con la falta de vitamina C (ácido ascórbico). 
Se caracteriza por lesiones gingivales, hemorragia, artralgia, pérdida de apetito, apatía y otros síntomas similares a los que se observan en el escorbuto del adulto. Es poco común en los niños amamantados y generalmente ocurre cuando el bebé tiene entre 6 y 12 meses de edad. 
Thomas Barlow también contribuyó al estudio de la meningitis en niños, en asociación con sus colegas médicos de Great Ormond Street, Samuel Gee y David Lees, y también sobre enfermedades reumáticas pediátricas. 
Con su fama vinieron nombramientos y honores. 
Se convirtió en Médico Extraordinario de la Reina Victoria, estando a su lado durante su última enfermedad, y presente en su muerte, y ocupó el mismo cargo para Eduardo VII y Jorge V. 
En 1901 fue nombrado baronet, y fue elegido miembro de la Royal Society. 
Al año siguiente fue elegido presidente del Real Colegio de Médicos y fue nombrado Caballero Comandante de la Real Orden Victoriana. 
Durante la Gran Guerra (en la que murió uno de sus hijos), viajó por el país, dando conferencias sobre asuntos de salud pública y sexual a las tropas, y participó activamente en el Fondo Real Médico Benevolente.
En 1933, asombró a los delegados del Congreso Internacional de Pediatría, que habían imaginado que Barlow, de la enfermedad de Barlow, debía haber fallecido hace mucho tiempo. Su colega John Poynton recordó la escena;
"¡Una figura notable fue Sir Thomas Barlow en su 89 ° años, tan ansioso y entusiasta como si todavía fuera un médico en el hospital! ... El Dr. Still era el presidente del Congreso, y cuando Sir Thomas Barlow se levantó en el banquete oficial para Propongo su salud, todo el congreso quedó profundamente conmovido por su rostro amable y patriarcal, su gran fama como médico de niños, y su discurso, tan claro, tan honesto y más delicioso por su toque del dialecto de Lancashire. Durante casi 5 minutos fue aclamado, una escena maravillosa."
Después de "quitar la placa de bronce" a la edad de setenta y cinco años, pasó su jubilación en su granja en Buckinghamshire, pasando los veranos conduciendo por Europa, visitando viejos amigos y hermosos lugares históricos. Aunque recordado hoy por su trabajo pionero sobre el escorbuto infantil, sus contemporáneos recordaron sus cualidades humanas como excepcionales. 
Barlow recibió el título honorario de Doctor en Ciencias (D.Sc.) de la Universidad Victoria de Manchester en febrero de 1902, en relación con las celebraciones del 50 aniversario del establecimiento de la universidad.
Los documentos de Barlow se conservan en el archivo de la Biblioteca Wellcome.
Sir Thomas se retiró de Great Ormond Street en 1899, pero todavía estaba asociado oficialmente con el hospital cuando murió, poco menos de su siglo, el 12 de junio de 1945.

DR. OTTO B. BARKAN

Nació el 5 de abril de 1887 en San Francisco, Condado de San Francisco, California, Estados Unidos.
En 1938 ideó un nuevo sistema de clasificación y diagnóstico quirúrgico de las enfermedades oculares que sigue siendo una piedra angular de la profesión. 
También desarrolló un delicado procedimiento quirúrgico llamado "Goniotomía" para la cura del glaucoma en bebés. 
En reconocimiento a sus logros en este campo, el Dr. Barkan recibió la codiciada Medalla Howe de la Asociación Médica Estadounidense en 1954. 
Estuvo afiliado en los últimos años al hospital St. Joseph's y le llevaron niños de todo el mundo para la operación especial.
Las enfermedades de los ojos eran una especialidad de la familia Barkan. Su padre, Adolph, un inmigrante húngaro, enseñó la materia como miembro de la facultad de medicina original de la Universidad de Stanford; su hijo, Thomas, y un hermano, Hans, son especialistas en ojos de San Francisco. 
El Dr. Barkan recibió una licenciatura de la Universidad de Oxford en 1909 y su título de médico de la Universidad de Munich en 1914. 
Luego sirvió varios años como médico de cabecera en el St. Mary's Hospital de Londres, convirtiéndose en miembro del Real Colegio de Cirujanos. 
Después de estudiar oftalmología en la Universidad de Viena, el Dr. Barkan regresó a San Francisco para establecer una práctica en 1920. 
Fue miembro de muchas organizaciones médicas, entre ellas las Sociedades Oftalmológicas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Bélgica. 
Durante sus treinta y siete años de práctica, el Dr. Barkan contribuyó con más de sesenta artículos a revistas médicas estadounidenses y extranjeras sobre enfermedades de los ojos y su tratamiento. 
El Dr. Barkan, un devoto al aire libre y miembro del Sierra Club, fue reconocido en el mundo como un destacado alpinista y esquiador. 
Fue remero con la tripulación de Oxford en su época de estudiante. 
Muere el 26 de abril de 1958 en San Francisco, Condado de San Francisco, California, Estados Unidos.

DR. JACOB ARNOLD BARGEN

El Dr. Bargen nació en Mountain Lake, Minnesota, el 25 de octubre de 1894, una pequeña ciudad a unas 160 millas de Rochester. 
Su abuela era médica, formada y educada en Alemania. 
LLegó a EEUU en 1874 y practicó medicina en Mountain Lake, Minnesota y sus alrededores. El padre era maestro de escuela. 
A los 8 años tuvo neumonía seguida de empiema y fue internado en la Clínica Mayo, en 1904.
Fue atendido por el Dr. Will y le aconsejó que para expandir su pulmón debería comenzar a tocar una corneta, por eso ingresó en la Carlton Band y la University of Chicago Band. 
En sus días universitarios en el Carlton College, estudió bastante biología y, como resultado de ello, lo enviaron a Woods Hole, Massachusetts, durante un verano, para hacer una investigación sobre los erizos de mar en el Laboratorio del Instituto de Biología Marina. 
No terminó el Carlton College, en gran parte porque llegó la Primera Guerra Mundial, así que se fue a la Universidad de Chicago y allí se alistó en el MERC, el Cuerpo de Reserva de Alistados Médicos.
Se graduó en 1921 e hizo una pasantía durante 2 años en el St. Luke's Hospital en Chicago, y un año como el primer John J. Borland Fellow en Medicina, y luego fue a la Clínica Mayo como residente. Pasó 37 años allí.
Tuvo la Beca John J. Borland en Medicina en el Hospital St. Luke durante un año con el Dr. Joseph Capps, antes de ir a la Clínica Mayo. Se interesó en la investigación y estudió endocarditis bacteriana durante un año.
En 1923 comenzó una carrera de investigación, docencia y práctica clínica en gastroenterología en la Clínica Mayo, que duró hasta su jubilación en 1960. 
Comenzó una segunda carrera en 1960 en la Clínica Scott and White, Temple, Texas, como gastroenterólogo y educador médico.
En 1968 se retiró nuevamente a Sun City, California. 
Es consultor en gastroenterología en la Clínica Riverside y profesor y redactor médico. 
Durante los 45 años transcurridos desde 1924, el Dr. Bargen ha estudiado la etiología, las manifestaciones clínicas y el tratamiento de la colitis ulcerosa. 
Fue Secretario de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología desde 1942-1-947 y su Presidente en 1949. 
Recibió la Medalla Julius Friedenwald de la organización en 1967.
La Clínica Scott and White estableció una Beca J. Arnold Bargen en Gastroenterología, a la que designan a un hombre cada año.

NOMBRAMIENTOS PROFESIONALES: 

Carleton College BS 1918 
Rush Medical College (University of MD 1921 Chicago) 
University of Minnesota MS 1927 
St. Luke's Hospital, Chicago, Illinois 1921-22 
St. Luke's Hospital, Chicago, John J. 1922-23 
Borland Miembro en Medicina 1 de julio de 1960  
Consultor principal en gastroenterología, Scott and White Memorial Hospital y Sherwood and Brindley Foundation, Temple, Texas. 1 de julio de 1963 
Director de Educación Médica, Scott and White Clinic, Temple, Texas. Retirado en 1968. 
Profesor, Ciencias Biomédicas de la Universidad de Texas en Houston, Texas. 1 de julio de 1968  Profesor clínico de medicina, Universidad de California en Irvine. Clínica Médica Riverside, Riverside, California - 1968.

MIEMBROS DE LA SOCIEDAD: 

Asociación Médica Estadounidense. 
Asociación Médica de Texas. 
Sociedad Médica del Condado de Bell. 
Asociación Americana de Gastroenterología - Presidente; 1949. 
Sociedad de Gastroenterólogos y Proctólogos de Texas Colegio Americano de Médicos. 
Academia de Medicina Interna de Texas. 

ACTIVIDADES EXTRA-CURRICULARES: 

1. Junta Asesora Médica, Fundación Nacional para la Investigación en Colitis Ulcerosa. 
2. Presidente del Consejo de la Asamblea Científica, Asociación Médica Estadounidense, 1963-1965. 
3. Junta Asesora Médica, Fundación Sears-Roebuck. 
4. Presidente: Asociación Médica Interestatal de Postgrado de América del Norte, 1964. 

HONORES ESPECIALES: 

Medalla de Servicio Distinguido; Asociación Médica del Estado de Minnesota, 1957.  

LIBROS

"Colitis ulcerosa crónica: un estudio de por vida".

DR. FRIEDRICH WILHELM FELIX von BÄRENSPRUNG

Nacido el 30 de marzo de 1822 como hijo del alcalde de Berlín, en Alemania.
Estudió en Berlín y Halle, donde fue alumno del internista P. Krukenberg y completó su habilitación en 1848. 
Entre 1850 y 1853 se instaló en Halle como médico. 
En 1853 recibió una llamada como médico senior en el departamento de sifilítica de la Charité de Berlín. 
En 1856 se convirtió en profesor asociado de la facultad de medicina. 
Rechazó una obligación con la clínica médica en Dorpat (1858). 
En 1863 enfermó de  demencia paralítica, en parte como resultado de violentas disputas literarias, y que ocasionalmente se manifestó como una lesión en el dedo en 1863 y obligó a trasladar a B. a Hornheim cerca de Kiel.
Durante una remisión temporal de esta enfermedad, completó su trabajo sobre la sífilis hereditaria (Berlín 1864). El 26 de agosto de 1864 se cayó al mar mientras caminaba desde el manicomio de Hornheim en Kiel y se ahogó. 
Abandonó su libro de texto sobre enfermedades de la piel (primera entrega, Erlangen 1859) en 1860 después de que apareciera el libro de texto de F. von Hebra.
Además de su reforma de la dermatología, en la que pronto se vio empujado al segundo lugar por Hebra, los méritos duraderos son su trabajo sobre termometría (1851 y 1852), la primera descripción más precisa del eczema marginatum (1855), el descubrimiento del hongo eritrasmico (1855) y la justificación anatómica de las dermatosis neuríticas a través de la evidencia de enfermedad del ganglio espinal en la culebrilla (1861). 
Los tratados merecen ser mencionados: "Sobre la consecuencia y el curso de las enfermedades epidémicas" (debido a los valiosos datos estadísticos), (Berlín 1864). 
En la historia de la doctrina de las afecciones sifilíticas, v. B. adoptó una posición peculiar en el sentido de que se oponía abiertamente al tratamiento del mercurio, fundó la conocida doctrina de la dualidad del chancro y la sífilis y defendió puntos de vista especiales sobre el origen de la sífilis hereditaria. 
Nos referimos a la descripción detallada en Proksch, Gesch. la vena. Enfermo (Bonn 1895 II pág.774 y sigs.).
Gran parte de su trabajo muestra un gran interés por la historia de la medicina.


miércoles, 21 de abril de 2021

DR. GEORGES LOUIS BARDET

Georges Louis Bardet nació el 8 de septiembre de 1885 en el sexto distrito de París y falleció el 24 de diciembre de 1966 en La Roche-Posay, Viena.
Es conocido por su descripción de una enfermedad genética rara, descripción que fue tema de su tesis doctoral en la Universidad de París en 1924. 
Detalla un síndrome cuyas características son obesidad, retinosis pigmentaria, polidactilia e hipogonadismo. 
En 1923, este mismo síndrome fue descrito por el patólogo y endocrinólogo húngaro Artur Biedl
Llevará el nombre de síndrome de Bardet-Biedl. 
Georges Bardet también escribió en 1923, una memoria sobre yodobismutatos alcaloides, así como un trabajo sobre La Roche-Posay-les-Bains. 
Georges Bardet es el tío de Jean Bardet, el fundador de Éditions du Seuil.
 

DR. FRANZ BERNHARD HUBERT BARDENHEUER

Franz Bernhard Hubert Bardenheuer nació el 12 de julio de 1839 en Lamersdorf (Renania del Norte-Westfalia) y murió el 13 de agosto de 1913 en la misma ciudad. 
Estudió medicina en Würzburg y Berlín, obteniendo su doctorado en Berlín en 1864. 
Durante este período estuvo particularmente influenciado por Bernhard von Langenbeck (1810-1887), en cuya clínica solía realizar trabajos prácticos.
En 1865, después de terminar el examen estatal y su tesis doctoral, comenzó a trabajar como médico asistente con Karl Busch (1836-1881) en la clínica quirúrgica de la Universidad Rhenisch Friedrich-Wilhelm en Bonn.
Los principales profesores científicos de Bardenheuer fueron Langenbeck y Simon. 
Juntos realizaron operaciones quirúrgicas y ginecológicas. 
2 de agosto de 1869, en el antiguo quirófano de la clínica quirúrgica de Heidelberg, Bardenheuer asistió, junto con Heinrich Braun (1847-1911), a la primera nefrectomía del mundo indicada y planificada sobre la base de criterios científicos. Bardenheuer fue considerado un cirujano audaz.
Durante los años 1869 y 1870, Bardenheuer viajó al extranjero para continuar sus estudios en los centros quirúrgicos mundiales de aquellos días: Londres, París y Viena. 
Quedó especialmente impresionado por Bartholomaeus Spencer-Wells (1835-1897), quien introdujo la ovariotomía en la cirugía, una operación que Bardenheuer realizó más tarde con éxito en Colonia por primera vez. 
Durante su estancia en Viena, Bardenheuer fue cirujano principal en la estación quirúrgica del Hospital Militar Garrison.
Al regresar a Heidelberg, Bardenheuer estuvo a cargo de la enfermería en la guarnición allí durante la guerra franco-prusiana de 1870/1871. 
Sucedió a Otto Fischer en 1874 como cirujano jefe en el Bürgerhospital de Colonia, desde 1884 profesor y desde 1904 hasta 1907 director de la Academia de Medicina Práctica. De 1891 a 1902 su asistente y representante fue Albert Plücker (1864-1945).
Desarrolló importantes conceptos de estiramiento (extensión de Bardenheuer) y abrió nuevos caminos en el tratamiento de fracturas (soporte pélvico de Bardenheuer). 
Bardenheuer introdujo numerosos métodos quirúrgicos que llevan su nombre (corte del arco de Bardenheuer, cuidado del muñón del nervio de Bardenheuer, método de Bardheuer-Ravitch, operación de Bardheuer). 
También enriqueció la urología con importantes contenidos. El 13 de enero de 1887 realizó la primera cistectomía total .
El hijo de Bernhard Bardenheuer, Hubert Bardenheuer, trabajó como colega de Ferdinand Sauerbruch en la Clínica Universitaria de Breslau y más tarde se convirtió en jefe del hospital quirúrgico de Deutz am Rhein.
La importante colección de libros médicos de Bardenheuer comprendía alrededor de 10.000 volúmenes y estuvo en la biblioteca del Hospital Ciudadano de Colonia hasta 1933 y fue asumida por la Biblioteca de la Universidad y la Ciudad de Colonia como parte de una donación. 
Hoy es una parte históricamente importante de la Biblioteca Central Alemana de Medicina en Colonia.
En 1913, el año de su muerte, una calle de Colonia-Lindenthal cerca de las clínicas universitarias fue nombrada en Bernhard-Bardenheuer-Straße, más tarde en Bardenheuerstraße.
Fue presidente de la Sociedad Alemana de Ortopedia y Cirugía Ortopédica (1907).
Miembro honorífico de la Sociedad Alemana de Ortopedia y Cirugía Ortopédica (1910).

DR. LOUIS JEAN MARIUS BARD

Nació el 10 de mayo de 1857 en Mens (Isère), Francia y murió el 20 de febrero de 1930 en París.
Louis Bard es conocido por su erudición, su capacidad de trabajo, su rectitud y su humildad. 
Procedente de una familia de montaña y hugonotes, es el decimoquinto hijo de Louis Antoine Bard, comerciante y su esposa, Marie Sophie Pellat. 
Él mismo es padre de cinco hijos, tres de los cuales murieron en la guerra. 
Durante su carrera, frecuentó a los profesores Renaut, Tripier y al maestro Widal. 
Su alumno fue Pic y la señorita Cottin, que se dedicó mucho a él hasta el final de su vida.
Después de asistir al Lycée de Saint-Etienne, estudió medicina en Lyon.
Louis Bard comenzó una carrera militar como obrero alistado condicional, de 1875 a 1876, como enfermero en la sección 15 en Marsella
Posteriormente fue médico de reserva de segunda clase y, desde 1894, oficial médico de primera clase del ejército territorial.
Fue médico y preparador en la Facultad de Medicina de Lyon en 1877 y luego asociado de las facultades de medicina en histología en 1883. 
De 1882 a 1899, fue sucesivamente médico de los hospitales de Lyon, de las epidemias del departamento del Ródano y del Liceo Ampère de Lyon.
De 1883 a 1895, fue jefe de trabajos prácticos en anatomía patológica. 
Nombrado profesor, ocupó entre 1892 y 1900 la cátedra de Higiene en la Facultad de Lyon. 
Se convirtió en titular de la única cátedra clínica en la Universidad de Ginebra en 1899, donde fue muy apreciado por sus estudiantes. 
Luego, en 1920 en Estrasburgo, a pedido del Comisario General de Alsacia-Mosela, aceptó el puesto de profesor clínico en la Facultad de Medicina de Estrasburgo. 
Se ocupa de la reorganización de la facultad después de la guerra. Sin embargo, está decepcionado por la recepción reservada de su audiencia. 
En 1924, regresó a Lyon para reemplazar al profesor J. Teissier durante tres años, hasta 1927.
El trabajo de Louis Bard es considerable en términos de investigación científica. 
Presentó su tesis doctoral sobre "la tisis fibrosa (una forma de tuberculosis)" en 1879. 
Realizó numerosos estudios sobre las formas clínicas de esta enfermedad. 
Además, publicó un pequeño tratado de anatomía patológica, lleno de ideas nuevas y originales, y en particular en lo que respecta a la génesis de los tumores de tejidos múltiples y la patogénesis del cáncer.
Dejó numerosos e importantes trabajos sobre los diversos puntos de la patología. 
También estudió otras patologías: la del sistema cardiovascular, patología gástrica en 1888 con la ayuda de su alumno Pic. 
Al final de su vida, realizó una investigación sobre los complejos fenómenos de la neurología y fisiología general del sistema neuromotor.
Realiza estudios considerables sobre tuberculosis pulmonar, patología celular. Establece una doctrina importante sobre la especificidad celular.
Louis Bard fue elegido corresponsal nacional de la división de anatomía y fisiología el 26 de diciembre de 1905 y asociado nacional el 28 de junio de 1921.
Es miembro de la Sociedad Antropológica de Lyon y la Sociedad de Ciencias Médicas.
También fue nombrado caballero y luego oficial de la Legión de Honor en 1900 y 1920 según informes del Ministro de Guerra e Instrucción Pública y Bellas Artes.
Para su jubilación, se retiró a París por motivos familiares y luego a Auteuil donde fallece.
Es conocido por varias afecciones, incluido el "síndrome de Bard-Pic" (junto con Adrien Pic), el "signo de Bard", el "síndrome de Bard" y la "Ley de Bard".

DR. ARCHIBALD PHILIP BARD

Bard nació en Hueneme, California. el 25 de octubre de 1898 y falleció el 5 de abril de 1977.
Bard era el menor de siete hijos de Thomas Robert Bard y Mary Beatrice Bard (nacida Geberding). Durante su tiempo en la escuela primaria, estaba más interesado en los caballos y el béisbol que en estudiar, pero cuando se graduó de la Thatcher Preparatory School en 1916, se había despertado el interés por las ciencias biomédicas, gracias en parte a un libro de fisiología de William Henry Howell.
Después de servir en el Cuerpo de Ambulancias del Ejército de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, Bard ingresó en la Universidad de Princeton y completó su AB en 1923. Continuó sus estudios de posgrado en la Universidad de Harvard con Walter B. Cannon, obteniendo su Ph.D. en 1927. 
Bard pasó dos años en la facultad de biología en Princeton antes de regresar a Harvard para asumir el puesto de profesor asistente de fisiología y tutor en ciencias médicas normales.
En 1933, Bard se unió a la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins como profesor de fisiología y director del departamento de fisiología. Ocupó estos cargos durante 31 años. 
Bard fue decano de la facultad de medicina de 1953 a 1957, sucediendo a Alan Chesney.
El fuerte liderazgo de Bard fue importante durante un período crítico en el que los departamentos de Johns Hopkins estaban experimentando una expansión y abundaban las subvenciones federales. 
En 1957, sintió que había cumplido con los principales cargos de su decanato y pidió dimitir y regresar a los laboratorios de fisiología.
Bard continuó su antiguo interés en la investigación de los mecanismos nerviosos centrales en la expresión emocional. 
En Johns Hopkins, inició un programa de investigación en la fisiología del sistema nervioso mientras continuaba sus estudios sobre las funciones integradoras y reguladoras del hipotálamo. 
Junto con sus colegas Clinton Woolsey y Wade Marshall, Bard fue uno de los primeros en utilizar un oscilógrafo para mapear las funciones de la corteza de los primates.
Bard recibió muchos doctorados honorarios a lo largo de su carrera. 
Fue presidente de la American Physiological Society de 1941 a 1946. 
En 1950, se convirtió en presidente de la Association for Research in Nervous and Mental Disease y también presidente del consejo editorial de Physiological Reviews. 
En 1968, Bard recibió el premio del American College of Physicians por sus logros en la ciencia de la medicina.

DR. JOSEPH BARCROFT

Segundo de cinco hermanos, Joseph Barcroft nació el 26 de julio de 1872, en The Glen, Newry, County Down, Irlanda. 
Sus padres, Henry Barcroft y Anna Richardson Malcolmson, fueron cuáqueros originarios de Lancashire y descendientes de antiguas y acomodadas familias.
Realizó sus estudios en la Friend's School de Bootham, York, entre 1884 y 1888, destacando como un excelente alumno, donde se reveló su interés por las ciencias naturales.
En el verano de 1888, ingresó a estudiar en la Escuela Leys de Cambridge y fue aleccionado para estudiar simultáneamente en la Universidad de Londres, en 1889. 
En 1891, se graduó como Bachiller en Ciencias de esta universidad, cuando aún no finalizaba los estudios de la Escuela de Leys.
En octubre de 1893, ingresó al King's College de Cambridge para estudiar Fisiología, 
Tras una brillante carrera, recibiendo honores, desde estudiante, en ciencias naturales, se graduó como Bachiller en Artes en 1896. 
Regresó al Laboratorio de Fisiología e inició la que sería su primera investigación, "el metabolismo gaseoso de la glándula submaxilar del perro", tema sugerido por el profesor Langley y que lo terminaría en 1901. 
La primera dificultad que tuvo fue la de mejorar los aparatos de medición que se empleaba en ese entonces.
Cuando en 1899 fue admitido para el Fellowship del King´s College. Su disertación fue "Una investigación del metabolismo gaseoso de las glándulas salivales", cuyo texto había sido examinado por Langley y Haldane. 
En este mismo año, junto con HHW Pearson, ganó la Medalla Walshingham para investigación biológica y compartió con HH Dale el Premio Gedge para investigación fisiológica en 1900. 
En 1901, fue designado conferencista anual en ciencias naturales en el King's College, cargo que desempeñaría hasta 1909.
En 1902, junto con Robert S Ball Jr y JS Haldane, publicó un nuevo método para medir el oxígeno y el ácido carbónico en pequeñas cantidades. 
A pesar de no lograr la Cátedra Dunville de Fisiología en el Queen's College de Belfast, pues la fue concedida al fisiólogo italiano Angelo Mosso, Barcroft fue reconocido por sus trabajos.
En 1903, Sir Michael Foster dejó la Cátedra de Fisiología de Cambridge, que ocupaba desde 1883, y le sucedió John Newport Langley.
En ese año, Barcroft se casó con Mary Agnetta Ball, hija del renombrado astrónomo Sir Robert Stawell Ball. 
En 1904, nació su primogénito, Henry Barcroft, quien también sería fisiólogo, y después nació Robert Ball Barcroft, quien se dedicaría a la carrera militar. 
En ese año publicó sobre el metabolismo gaseoso del riñón y el intercambio de oxígeno del páncreas.
A fines de julio de 1905 partió hacia Cape Town, Sudáfrica, donde tendría lugar el Congreso de la Asociación Británica. 
Retornó vía el Canal de Suez y tuvo la oportunidad de conocer el Egipto.
Barcroft y sus colaboradores realizaron estudios sobre la utilización del oxígeno por los tejidos musculares de los mamíferos, mientras que WM Fletcher y FG Hopkins lo hicieron con los efectos de la condiciones aeróbicas y anaeróbicas en el músculo de la rana.
En 1907, presentó una comunicación preliminar sobre la naturaleza y velocidad de la sangre emergente de la glándula submaxilar del gato durante la estimulación del nervio simpático cervical y sobre el metabolismo gaseoso del corazón. En marzo de ese año, se le designó responsable de las clases prácticas y las demostraciones. Y publicó sobre las propiedades anticoagulantes del extracto purificado de sanguijuelas (hirudina).

En 1908, dio a conocer su método para el análisis de los gases sanguíneos e introdujo una técnica que estaría permanentemente asociada a su nombre o, en su forma más delicada, con el método micrométrico de Warburg
El objetivo fue reducir la probabilidad de error en las determinaciones comparativas de los contenidos de gases en las muestras de sangre arterial y venosa de los órganos, simplificando las engorrosas operaciones. Publicó el método del ferrocianuro para las determinaciones de los gases sanguíneos con propósitos clínicos. Su trabajo más importante en ese año fue una extensa revisión sobre el metabolismo gaseoso por los diferentes órganos. 
En el Congreso de la Asociación Británica en Winnipeg, hacia fines de agosto de 1909, donde Barcroft estuvo ausente, se mencionó que él se hallaba comprometido en el estudio de ciertas condiciones sanguíneas que influenciaban la respiración en las grandes alturas.
En marzo de 1910, se dirigió a Tenerife (en las Islas Canarias) para unirse a la expedición organizada por el profesor Gottfried von Pannwitz, de Berlín.
La expedición estuvo conformada por los profesores Nathan Zuntz (quien había invitado a Barcroft) y Carl Neuberg, de Berlín, Arnold Durig y Hermann von Schroetter, de Viena, C Gordon Douglas, de Oxford, y, Barcroft. 
Estuvieron del 21 de marzo hasta el 14 de abril, ascendiendo hasta la cabaña Alta Vista, unos 11 000 pies (3 350 m), al sur del Monte Tenerife. Barcroft halló que la curva de disociación de la hemoglobina permanecía inalterada a nivel del mar, a 7 000 pies y a 11 000 pies, mientras que descendía la presión parcial de CO2. 
De acuerdo a la predicción de Bohr, la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno debió incrementarse, pero ello no sucedió. Barcroft postuló que debería haber alguna otra sustancia que produjera el efecto observado y empezó los estudios con el ácido láctico, cuya producción se incrementaba en situaciones de asfixia y que también desviaba la curva a la derecha.
Para aclarar sus dudas, especialmente si el ejercicio (escalamiento) producía resultados diferentes, Barcroft organizó la expedición hacia la zona montañosa de Italia. Con la ayuda de fondos de la Real Sociedad y de la Asociación Británica, se llevó a cabo la expedición hacia Monte Rosa. 
El grupo estuvo conformado por Barcroft, M Camis, GC Mathison, F Roberts y JH Ryffel. 
Con las facilidades brindadas por el profesor Vittorio Aducco de la Universidad de Pisa, esta vez alcanzaron hasta la cabaña Regina Margherita, cerca de 15 000 pies. 
Entre sus conclusiones, complementadas más tarde con los resultados de su ascenso a Carlingford  y los de GC Mathison, en Sugar Loaf (Gales), ambos a 1 000 pies y en 1912, tenemos que en las alturas el CO2 disminuía en la sangre; que ésta se tornaba acidótica; que, probablemente, el ácido láctico producía la acidosis en reposo y en actividad física; y, que esta acidosis por sí sola no explicaría los cambios físicos y mentales, que tal vez ocurriría agregación de la hemoglobina y de otras moléculas.
Es de resaltar el interés que por ese entonces se había generado entre los fisiólogos por los estudios de las propiedades de la sangre y la respiración en las grandes alturas. 
La razón radicaba en la "gran controversia de la secreción de oxígeno" por las células alveolares. 
Hacia fines de 1911, Barcroft publicó sobre la formación y estimación de la metahemoglobina. 
A mediados de 1912, publicó sobre el incremento de la perfusión sanguínea al tejido glandular salival que no producía un incremento de la captación de oxígeno; y, que sí ocurría con la corta liberación de adrenalina. 
En octubre de ese año, publicó que el consumo de oxígeno se incrementaba de tres a cinco veces durante la alimentación y que el flujo sanguíneo de la arteria hepática era la fuente principal de oxígeno del hígado.
En enero de 1913, Barcroft y sus colaboradores presentaron el reporte preliminar, durante el Congreso de la Sociedad de Fisiología realizado en el King's College, en Londres, sobre el efecto del ejercicio, la altura, la dieta sin carbohidratos y el calor húmedo sobre la curva de disociación de la sangre. 
Junto con A. Cookes realizaron la determinación de la saturación de la sangre arterial, usando el método de la punción arterial por primera vez. En los años siguientes, Barcroft investigó sobre diversos aspectos de la curva de disociación de la hemoglobina, su relación con el ácido carbónico y el efecto producido por la altitud.
Al iniciarse la Primera Guerra Mundial, continuó trabajando, aunque con muchas dificultades. Cuando los alemanes empezaron a usar gases, a mediados de 1915, fue enviado a Boulogne (Francia) a estudiar a los soldados afectados y luego pasaría a dirigir la Sección de Fisiología de la estación de Guerra Química del Gobierno en Porton, cerca de Salisbury. 
Barcroft realizó estudios experimentales con cloro y fosgeno en animales. Incluso, llevó a cabo un autoexperimento sobre la toxicidad del ácido prúsico, encerrándose en una cámara en la que se vertió dicho gas.
Terminada la guerra, Barcroft retornó al laboratorio universitario y a las actividades docentes. 
Hacia fines de 1919, dio a conocer sus experimentos en cabras sobre problemas circulatorios debido al envenenamiento gaseoso. Concluyó que, sucesivamente, se producía destrucción del endotelio capilar pulmonar, trombosis, isquemia y edema intersticial e intraalveolar. Que, sorpresivamente, la oxigenación de la sangre y la presión de la arteria pulmonar estuvieron dentro de límites normales y recomendaba no someterse a esfuerzo alguno en estas condiciones para evitar una descompensación. 
Al año siguiente publicó su trabajo sobre el tratamiento de los casos crónicos de envenenamiento gaseoso con la administración continua de oxígeno en cámaras. 
Los estudios que realizó Barcroft en el Monte Tenerife y en Monte Rosa fueron sobre el efecto de la actividad física sobre la curva de disociación de la hemoglobina; pero, en 1920, decidió participar en la "gran controversia".
En febrero de 1920, llevó a cabo su famoso "experimento de la caja de vidrio", completamente sellada, en la que se introdujo y permaneció durante seis días. Hizo mediciones en reposo y en ejercicio. 
Para determinar el contenido de oxígeno en la sangre, no utilizó el método indirecto del CO de Haldane, sino el método directo aerotonométrico con la sangre obtenida por punción arterial; y, midió la concentración del oxígeno alveolar en el aire exhalado en espiración máxima. De esta manera, pudo determinar el gradiente de oxígeno alveolar-arterial. 
Al consumir el oxígeno del ambiente interno, la frecuencia de su pulso se incrementó, presentó cefalea y una manifiesta incapacidad para concentrarse. El oxígeno ambiental disminuyó, a medida que lo consumía, hasta 84 mm Hg, correspondiente a una altitud de 18 000 pies. Sus mediciones mostraron que la sangre arterial contenía menos oxígeno, en reposo y en actividad, que el aire alveolar, a temperatura corporal. 
Con esto demostró que el pulmón no secretaba oxígeno como había sido sostenido por Ludwig-Bohr-Haldane y le daba la razón a la tesis de Fick-Krogh. 
Cuando Barcroft presentó estos resultados en la Sociedad de Fisiología, Haldane contestó más tarde publicando que Barcroft "no se había aclimatado" y cuestionó sus resultados por no haber utilizado su método.
En agosto de 1920, en el Congreso de la Asociación Británica, en Cardiff, dio su conferencia sobre anoxemia, indicando que en casos extremos de anoxemia aguda ocurriría daño variable del sistema nervioso. Y, con respecto a la anoxemia crónica, sostuvo que por encima de los 18 000 pies, donde vive y trabaja cierta gente, ocurría un proceso de compensación, que se le conocía como aclimatación, que era conseguido a expensas de la reserva funcional corporal; y, que la respiración en reposo semejaba a la del ejercicio a menor altura. Que, mientras que la anoxemia aguda simulaba la intoxicación alcohólica, la anoxemia crónica simulaba la fatiga. Distinguió tres tipos de anoxemia: anóxica, anémica y congestiva.
En enero de 1921, publicó su trabajo experimental sobre la anoxemia como un factor en el envenenamiento gaseoso con cloro y fosgeno. Durante los primeros meses de este año, consolidó los preparativos para su expedición a los Andes peruanos.
La expedición estuvo preparada desde inicios del verano y fue posible gracias al aporte económico de una docena de fuentes, especialmente de las instituciones a las cuales estaban ligados los investigadores: el Departamento de Química Física y la Fundación Proctor de la Universidad de Harvard; la Fundación Elizabeth Thompson; el Instituto Rockefeller de Investigaciones Médicas de Nueva York; la Universidad de Columbia (con los fondos aportados por Walter B James, Cleveland H Dodge y un anónimo); la Real Sociedad de Londres; una beca de investigación del Departamento de Fisiología de la Universidad de Toronto; las Fundaciones Moray y Carniege de Edimburgo; Sir Robert Hadfield y Sir Peter Mackie.
El objetivo de la expedición fue el de investigar las alteraciones, reales o supuestas, en el organismo que lo hacen adaptarse a las condiciones de vida en las grandes alturas. La edad de los expedicionarios varió entre 25 y 49 años, siendo Barcroft el mayor.
Barcroft siguió trabajando y publicando sobre otros aspectos de fisiología y dando conferencias sobre los problemas de altura. Precisamente, en la discusión mencionada del 15 de diciembre, Haldane dijo que Barcroft había remecido la evidencia aportada por su expedición al Monte Pikes, que la actividad secretoria de oxígeno incrementada por parte del epitelio pulmonar era el factor principal de la aclimatación; pero, en todo caso, el porcentaje de saturación de la hemoglobina era desproporcionado a la disminución de la presión parcial del oxígeno alveolar.
En octubre de 1923, Barcroft recibió la Medalla Baly, que se entregaba bienalmente al personaje más distinguido en las ciencias fisiológicas. 
A fines de ese año, publicó sobre la captación de CO por la hemoglobina en el bazo y sobre el efecto de la temperatura externa sobre la circulación en humanos. Al año siguiente, se dedicó a sus trabajos sobre las características de la hemoglobina.
En 1925, publicó "The respiratory function of the blood Part I. Lessons from high altitude", en el que resumió su experiencia en los Andes. 
El 16 de diciembre de 1925, se le adjudicó el cargo de Profesor de Fisiología dejado por Langley, quien había fallecido el 12 de noviembre pasado.
Barcroft continuó investigando sobre el volumen sanguíneo circulante, el lecho capilar sanguíneo y las propiedades de la hemoglobina; y, entre sus numerosas conferencias, destacaron sus trabajos acerca de la función del bazo. Fue, precisamente, a través de los trabajos experimentales sobre las alteraciones del volumen de bazo en la gestación, que se fue interesando por la fisiología circulatoria y respiratoria de la gestación y de los fetos.
El 22 de marzo de 1927, en la reunión de la Sociedad Literaria y Filosófica de Manchester, Barcroft dio la Conferencia Wilde sobre "Fisiología de la vida en las alturas de los Andes", y allí sostuvo que la enfermedad de la montaña era un descubrimiento del Nuevo Mundo; y, con respecto a su experiencia en los Andes peruanos.
En 1931, Barcroft publicó dos trabajos experimentales sobre el efecto de la temperatura en la frecuencia cardiaca y respiratoria con José Joaquín Izquierdo, fisiólogo e historiador de la medicina mexicano, quien hizo una pasantía en Cambridge.
En 1932, partió hacia Sudamérica para dar unas conferencias en Río de Janeiro (Brasil) y en Buenos Aires (Argentina). 
En esta última ciudad, fue recibido por el Profesor de Fisiología Bernardo A. Houssay y su asistente, el Dr. Alfredo Biasotti. Tuvo un cálido recibimiento, una recargada agenda de actividades académicas y sociales, entre el 19 y 31 de agosto, quedando gratamente encantado. 
Fue hecho miembro honorario de la Sociedad de Biología de Argentina y de la Academia Nacional de Medicina. Se dirigió a Montevideo para partir luego hacia Lisboa.
Ya en Cambridge, publicó sus trabajos acerca del efecto de las lesiones accidentales sobre el tamaño del bazo, las alteraciones en el tamaño del bazo denervado durante la gestación, sobre el volumen sanguíneo del útero durante la gestación y sobre los lechos sanguíneos (bazo, útero, hígado, piel). Uno muy particular fue el referido a algunas observaciones sobre la porción proximal del colon exteriorizado.
A inicios de 1933, Barcroft dejó de ser Profesor de Fisiología de la Universidad de Cambridge y publicó su trabajo sobre el incremento del flujo sanguíneo y del metabolismo gaseoso en el útero gestante.
A mediados de 1933, viajó a los Estados Unidos invitado como uno de los 75 científicos más distinguidos, con motivo del World's Fair obtenido por la ciudad de Chicago
En Nueva York, visitó el Instituto Rockefeller y fue recibido por Donald D van Slyke, entre otras personalidades. Se dirigió a Toronto, donde departió con Fitzgerald, Banting, Best, Taylor y Frazer, entre otros. 
Ante la Asociación Norteamericana de Ciencias dio su conferencia sobre las condiciones de la respiración fetal. De regreso a Europa, recibió el grado honorario de Doctor en Ciencias de la Universidad Nacional de Dublín.
En 1934, publicó su libro "Features in the Architecture of Physiological Function", donde dio a conocer los principios de sus experimentos. Este libro fue escrito de una manera muy especial, integrando los diversos órganos, aparatos y sistemas y no como una simple sucesión de ellos. 
Hacia fines de ese año, en coautoría con otros investigadores, empezó a publicar sus trabajos experimentales en conejas, ovejas y cabras, sobre la respiración fetal. 
A partir de 1935, y hasta la segunda gran guerra mundial, tuvo como un cercano colaborador al Dr. Donald H Barron. 
El 10 de julio de 1935, fue investido por el Rey George V como Caballero de la Corona Inglesa, en el Palacio de Buckingham
En agosto de ese año, concurrió al Congreso Internacional de Fisiología que se llevó a cabo en Leningrado y Moscú. Aquí tuvo la oportunidad de conocer al eminente fisiólogo ruso, Pavlov.
En marzo de 1936, falleció el gran fisiólogo John Scott Haldane, lo que significó un hondo pesar para Barcroft. En agosto de ese año partió nuevamente hacia los Estados Unidos, invitado para la celebración del tricentenario de Harvard. 
Luego, se dirigió a Toronto, donde fue recibido por Charles H Best.
En Cambridge, continuó trabajando con Barron, especialmente sobre diversos aspectos de la fisiología y los movimientos somáticos del feto. En este año fue nominado para el premio Nóbel, pero éste fue conferido a Henry Dale y Otto Loewi.
En 1937, ya con 65 años, dejó la Cátedra de Fisiología
En los tres años siguientes, continuó trabajando bajo el auspicio de fondos asignados por el Consejo de Investigación Médica para investigadores reconocidos (1935-1936 y 1936-1937) y también para asistir a investigadores de Cambridge (1937-1938 y 1938-1939).
En 1939, en los días de haberse iniciado la Segunda Guerra Mundial, junto con Barclay, Barron y Franklin publicaron los estudios radiográficos de la circulación a través del corazón adulto, del corazón fetal y del ductus arteriosus; y empezó los estudios funcionales del cierre de cortocircuitos circulatorios fetales, como el ductus arteriosus y el foramen ovale.
Su producción se redujo notablemente durante los años de la guerra. 
Formó parte del Comité de Guerra Química. 
En 1940, publicó sus trabajos experimentales en carneros acerca del aporte de oxígeno al cerebro fetal y el efecto de la asfixia (oclusión del cordón umbilical) sobre los movimientos respiratorios, y del contenido de oxígeno en los vasos umbilicales; en 1941, sobre la capacidad de oxígeno de la sangre fetal y neonatal y sobre los cambios de la circulación fetal después del nacimiento. 
En este año, fue invitado a formar parte de la naciente Sociedad de Nutrición y de de la Escuela de Fisiología Veterinaria, en conexión con el Consejo de Investigación Agrícola, ambas con necesidades para responder a urgencias con la producción y provisión de alimentos durante la guerra.
Los numerosos trabajos que Barcroft publicó con Barron sirvieron para que ambos fueran considerados posteriormente como los "Padres de la fisiología feto-placentaria".
Barcroft publicaba, por un lado, sobre el inicio de la respiración al nacer y, por otro, mostraba sus resultados sobre el proceso de desecado de la carne y la leche. Y participaba en conferencias sobre la alimentación de la población en tiempos de guerra y sobre los elementos trazas en relación con la salud. 
Al año siguiente, después de sus trabajos sobre la función nutritiva de la placenta, es de resaltar la demostración de la disminución del contenido de oxígeno en los senos venosos, por punción intracraneal, en fetos de conejos posmaduros. 
Por estos trabajos de fisiología fetal, Barcroft recibió la Medalla Copley de la Real Sociedad (1943) y fue nombrado Miembro Honorario por el Real Colegio de Obstetricia y Ginecología (1944). 
La Real Sociedad de Edimburgo también le concedió similar distinción (1944). 
Barcroft fue distinguido como profesor honorario de seis universidades europeas y norteamericanas.
Por esta época, junto con sus colaboradores, se interesó en la producción de ácidos volátiles por la microflora intestinal, especialmente en el intestino grueso de los rumiantes. 
Hacia fines de 1946, salió publicado su último libro "Researches on Pre Natal Life" (Investigaciones sobre la Vida Prenatal), Volumen I, dedicado al Dr. Barron por sus notables contribuciones, sin restar méritos de sus otros colaboradores como JD Boyd, Alfred Ernest Barclay y Kenneth J Franklin.
Con estas líneas de trabajo, Barcroft continuó trabajando y disertando hasta que, el 21 de marzo de 1947, falleció repentinamente de un infarto cardíaco. 
Cuatro días más tarde sus restos fueron cremados. 
Barcroft fue un científico muy meticuloso con el diseño y preparación de sus experimentos. 
Es muy probable que haya sido un fiel seguidor del llamado "Principio de Krogh": Para cualquier problema siempre hay un animal en el cual pueda estudiarse de la manera más conveniente
Su pensamiento estuvo inmerso en el más puro mecanicismo reduccionista de la escuela germana que imperaba allá por los años 1920. 
Barcroft fue una persona muy amable, afable, con gran sentido del humor, gran conversador, presto a hacer amistades y un notable conferencista. Inspiró afecto a sus discípulos y colegas, quienes lo recordarían con gratitud. Un gran creyente de la santidad de la familia y del hogar. También gustó de la lectura, pintura, equitación, navegación y el golf. Modesto y generoso en el crédito de las autorías con sus co-investigadores.
Existe una montaña que lleva su nombre: el Monte Barcroft, dentro de la montaña White-Inyo, California, de 13 040 pies (3 975 m). Allí se estableció, en 1950, el Laboratorio de Investigaciones de Altura de la Universidad de California, el cuarto más alto de su género en Norteamérica (12 470 pies), que es visitado frecuentemente por ecólogos, astrofísicos, biólogos y geólogos.

martes, 20 de abril de 2021

DR. CARROLL GLENN BARBER

Carroll Glenn Barber, nació en 1895 en EEUU.
BS, MA, MD, FACS, se educó en la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad Western Reserve. 
Fue Instructor Senior en Cirugía Ortopédica en la Universidad Western, Cirujano ortopédico asociado del Lakeside Hospital y cirujano ortopédico en el St. Vincent Charity Hospital. 
Vivía en Cleveland, Ohio.
Cuando describió el síndrome de Blount-Barber / Erlacher Blount en 1942, estaba afiliado al Departamento de Cirugía del Servicio Ortopédico de la Western Reserve University y University Hospitals.

DR. HAROLD WORDSWORTH BARBER

Harold Wordsworth Barber, hijo de Robert Barber, abogado, de Nottingham, se educó en la Repton School, de la que ganó una beca para el Clare College de Cambridge. 
Nació el 18 de mayo 1887 y murió el 14 de enero de 1955 en Inglaterra.
En 1908 tomó una primera clase en los tripos de ciencias naturales y tres años más tarde se graduó en el Guy's Hospital. 
En 1912 se le otorgó la beca de viaje Arthur Durham y, tras haberse decidido por la dermatología como carrera, pasó la mayor parte del año en el Hospital St. Louis, París, bajo la dirección de Darier, y el resto en Hamburgo, bajo la dirección de Unna.
Regresó al Guy's Hospital como médico registrador y en 1915 fue nombrado dermatólogo del Evelina Hospital for Children y del Prince of Wales's Hospital, Tottenham. 
En el mismo año se incorporó a la RAMC; sirvió en India, Mesopotamia, África Oriental Alemana y Francia. 
Después de la desmovilización, regresó nuevamente al Guy's Hospital como registrador médico y más tarde ese año fue nombrado médico a cargo del departamento de enfermedades de la piel.
Fue dermatólogo consultor de la Royal Navy, y se desempeñó como presidente de la sección de dermatología de la Royal Society of Medicine en 1935-6 y de la Asociación Británica de Dermatología en 1944 y 1955. 
En 1928 dio las conferencias lettsomianas a la Medical Society of London sobre la relación de la dermatología con otras ramas de la medicina y en 1953 la oración de Prosser White a la St. John's Hospital Dermatological Society.
Barber fue el primer médico de Guy en ser designado para el departamento de enfermedades de la piel sin otras funciones. Desde 1850, el cuidado de las enfermedades de la piel se había brindado a una sucesión de médicos generales, entre ellos Addison, Gull, Hilton Fagge, Pye-Smith, Samuel Wilks y finalmente Cooper Perry. Barber igualaba a estos ilustres predecesores en sobresalientes cualidades de mente y personalidad.
Había sido un registrador médico impresionante en un momento en que su generación era rica en talento y, en aquellos días, la beca Arthur Durham estaba, siempre que era posible, reservada para aquellos que se pensaba que probablemente serían nombrados a su debido tiempo para el personal superior. 
En ese momento (1912) París con Brocq, Sabouraud y Darier lideró el mundo de la dermatología, y Barber siempre consideró su período de estudio allí como una gran y muy valiosa experiencia. 
Le gustaba el francés, cuyo idioma hablaba con fluidez, y con su maestro, Darier, formó una amistad profunda y duradera.
Comenzó a contribuir a la literatura dermatológica durante la última parte de la Gran Guerra y su escritura atrajo la atención inmediata. 
En poco tiempo iba a dominar el pensamiento en la dermatología británica y lo hizo infundiendo vida y movimiento en un tema algo lento, pensando, enseñando y escribiendo en términos de conceptos etiológicos amplios y rechazando como casi siempre inútil la actitud 'botánica' de la mente. hacia las enfermedades de la piel. 
Dotado de excelentes poderes de observación y con la capacidad de hablar y escribir de una manera interesante y muy persuasiva, rápidamente fue reconocido tanto en casa como en el extranjero como un dermatólogo clínico de primer orden. 
Esto lo hizo sin lugar a dudas, aunque su razonamiento no siempre se ajustaba estrictamente a las reglas de la prueba.
La era de los conceptos le convenía y pronto se ocupó de dos temas principales. 
En 1918 comenzó a escribir desde Francia sobre la "seborrea y sus manifestaciones" (Brit. Med. J., 1918,2,245-8) y unos años más tarde describió un elaborado síndrome al que denominó el 'estado seborreico' (ibid., 1922). , 2, 754-7). 
En esto estaban involucradas las membranas mucosas de la boca y del tracto respiratorio superior y digestivo, así como la piel. Entre las causas estaban las condiciones de vida antinaturales, especialmente los errores y excesos alimentarios comunes de la civilización moderna. 
El síndrome se describe extensamente en las contribuciones de Barber sobre dermatología en la Práctica de la medicina de Sir Frederick Taylor entre 1922 y 1936. 
Fue muy discutido durante varios años.
Por lo demás, sus contribuciones anteriores se referían principalmente a la infección focal que, según él, estaba en la raíz de muchas enfermedades cutáneas comunes, especialmente la alopecia areata, ciertos casos de urticaria crónica y las diversas erupciones eritematosas, incluido el lupus eritematoso.
Las conferencias lettsomianas (Brit. Med. J., 1929,1,412,512,615-16) son una exposición de sus observaciones hasta ese momento y las conclusiones que extrajo de ellas. 
Posteriormente, escribió con mayor frecuencia para desarrollar sus puntos de vista ahora bien conocidos y, ocasionalmente, para considerar la aplicación a problemas dermatológicos de otras hipótesis generales. 
En 1950, por ejemplo, escribió con su estilo más interesante y persuasivo sobre la psoriasis, uno de cuyos factores etiológicos bien podría ser, en su opinión, la adaptación defectuosa al estrés que Selye había descrito recientemente. 
Su publicación final fue la oración de Prosser White, entregada a la Sociedad Dermatológica del Hospital St. John y publicada en sus Transacciones.(1953, 32, 5 a 15). Lo tituló '¿Qué es la verdad?' Esto, en efecto, es una revisión del trabajo de su vida, en gran parte dedicado a tratar de arrojar luz sobre las oscuridades por medios que parecían válidos tanto para él como para muchos otros clínicos de su época.
No restó nada a su fe, pero sabía, por supuesto, que los tiempos estaban cambiando y durante el transcurso de la charla dijo que, si bien nadie podía apreciar más que él el impulso moderno de buscar conocimiento mediante experimentos controlados y análisis estadísticos, él abogaría por que nunca se permitiera que el arte de los grandes clínicos decayera.
Barber disfrutó del cariño y el profundo respeto de sus colegas, no todos compartían su fe entusiasta en las hipótesis generales y su aplicación a la dermatología. Además, era un hombre generoso y de buen corazón, que aunque a menudo criticaba las opiniones de los demás o deploraba la falta de ellas, nunca se supo que hablara mal de nadie.
Su apariencia y porte eran aristocráticos, y su forma de hablar era bastante tranquila y comedida, pero siempre clara y bien escuchada, incluso en habitaciones grandes. Su mirada, tanto romántica como firmemente conservadora, se reflejaba en la elegancia de su hogar, su encanto como anfitrión, sus gustos cultivados y su apego a las grandes instituciones, especialmente a su universidad y al hospital, cuya gran tradición clínica mantenía tan hábilmente.
Sus gustos eran en algunos aspectos sofisticados, por ejemplo en vino y comida de los que sabía todo, en otros muy simples. Le gustaba el cricket, sabía todo sobre los jugadores de críquet y sus actuaciones y seguía con pesar la suerte de su condado aparentemente talentoso pero generalmente decepcionante. Disfrutaba de la lectura ligera; por ejemplo, en los primeros días los libros de buenos escritores actuales como Phillips Oppenheim y Seton Merriman, cuyos fuertes héroes taciturnos le agradaban. Fue un aficionado a las carreras y en años posteriores un entusiasta observador de aves.
Con su inmenso entusiasmo, erudición y atractivo personal excepcional, era inevitable que Barber atrajera a un gran número de estudiantes de todas las edades que lo consideraban absolutamente incomparable. Las mismas cualidades le aportaron una práctica casi abrumadora con las responsabilidades que conlleva y el trabajo duro incansable. 
Trabajó muy duro toda su vida y murió demasiado joven.


Richard R Trail

DR. ROBERT BÁRÁNY

Durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX fueron consolidándose en toda Europa especialidades médicas como la oftalmología, la dermatología, la otología y otorrinolaringología. 
Robert Bárány fue uno de los referentes en la consolidación de la otología. 
Mediante sus estudios describió signos y síndromes e ideó pruebas para analizar la función vestibular y su relación con el cerebelo. Con su preparación quirúrgica describió procedimientos contra la otoesclerosis.
Era hijo de un terrateniente de origen húngaro (en otros lugares se dice que fue banquero) y de María Hock, hija de un destacado científico de Praga. 
Nació el 22 de abril de 1876 en Viena y tuvo después cinco hermanos. 
Padeció de joven una tuberculosis ósea que le dejó una rigidez permanente en las rodillas. Esto, sin embargo, no le impidó practicar deportes como el tenis y la marcha y destacar como uno de los mejores en sus primeros estudios. 
Se graduó en medicina en la Universidad de Viena el año 1900, cuando tenía 24 años. 
Completó su formación clínica con Carl von Noorden en Frankfurt durante un año, y estuvo después en Heilderberg y en la clínica neuropsiquiátrica de Emil Kraepelin, en Friburgo. Fue allí donde empezó a interesarse en los temas neurológicos.
Cuando regresó a Viena trabajó en el servicio de cirugía del Hospital General durante un año con Gussenbauer, discípulo de Billroth, con la intención de convertirse en neurocirujano. 
Después, en 1903, aceptó un puesto en la Clínica otológica bajo la dirección del profesor Adam Politzer a quien se considera como el padre de la otología en Austria. 
Siguiendo los trabajos y teorías de Flourens, Purkinje, Mach, Breuer y otros, llegó a contribuir en la clarificación del funcionamiento del aparato vestibular así como de sus procesos patológicos.
Con su buena formación fue capaz de definir las respuestas normales y patológicas a diferentes estímulos aplicados al órgano de la audición. En la clínica de Politzer tuvo que irrigar a muchos pacientes. 
Desde los comienzos notó que los que se quejaban de vértigo presentaban un marcado nistagmo cuando se les irrigaban los oídos. Uno de los pacientes le dijo que sólamente sufría mareos cuando el agua de la jeringa estaba o muy caliente o muy fría. 
Investigando el fenómeno observó que la irrigación de un oído normal causa nistagmo rotatorio hacia el mismo lado si el agua está caliente, hacia el lado opuesto si está fría; el reflejo no existía o estaba muy disminuido en casos de laberintopatías. 
Esto es lo que se conoce con el nombre de “signo de Bárány”. 
Uno de los primeros casos de destrucción del laberinto que se descubrió por medio de esta prueba fue el de un paciente que no presentaba nistagmo a pesar de una prolongada irrigación auricular continua con agua muy fría. Posteriormente se confirmó el diagnóstico de Bárány mediante cirugía. 
Sus trabajos sobre este reflejo y también sobre el aparato vestibular se publicaron en 1906: "Über die vom Ohrlabyrinth ausgelöste Gegenrollung der Augen bei Normalhörenden" y "Untersuchungen ubre den vom Vestibulapparat des Ohres reflektorisch ausgelösten rhythmischen Nystagmus und seine Begleiters cheinungen".
Tres años más tarde fue nombrado profesor libre de la clínica otológica de la Universidad, lo que impulsó mucho su carrera. Así penetró más en el terreno quirúrgico y fue el primero en idear un procedimiento en contra de la otosclerosis.
En 1909 se casó con Ida Felicitas Berger, con la que tuvo dos hijos; el mayor llegó a ser profesor de farmacología de la Universidad de Upsala y el otro fue profesor ayudante de medicina en el Karolinska Intitutet. Tuvieron también una hija que casó con un médico y viven en los Estados Unidos de América.
Bárány describió además un síndrome que consistía en sordera unilateral, vértigo y dolor en la región occipital. Los pacientes referían migraña, sordera unilateral, y lesión en oído medio. También presentaban áreas sensitivas al dolor en la zona posterior de la cabeza en el lado enfermo. En el interrogatorio los pacientes manifestaban que a veces oían muy bien, y otras, muy mal. Este síndrome recibe el nombre de “síndrome de Bárány”.
Bárány realizó trabajos para detectar alteraciones en la función cerebelar. Un ejemplo es la “prueba de señalamiento de Bárány” que consiste en cerrar los ojos y tocar el dedo del examinador localizado enfrente de uno; alterándose con la presencia de nistagmo horizontal fallando el paciente hacia el lado contrario del nistagmo.
Cuando en 1914 comenzó la primera guerra mundial Bárány ya había publicado un centenar de trabajos científicos entre los que se encontraban algunos libros. También había recibido el premio Politzer en Boston.
Cuando comenzó la guerra fue enviado a Galitzia (antes de Austria y ahora de Polonia) para que organizara un servicio de otorrinolaringología para atender a unos 120.000 soldados y unos 3.000 oficiales. 
Allí se ocupó de numerosos heridos y demostró que se podían obtener buenos resultados en las heridas de cabeza por proyectiles desbridando, desinfectando y cerrando inmediatamente la herida.
Los rusos tomaron Przemsl el 22 de marzo de 1915. Bárány cayó prisionero y fue transportado hasta Merv en el Turquestán. Contrajo el paludismo pero se requirieron sus servicios para atender tanto a enfermos rusos como austriacos. 
Durante este periodo fue sorprendido con la noticia de la concesión del premio Nobel. 
En 1916 fue puesto en libertad tras la intervención del príncipe Carlos de Suecia y de la Cruz Roja. Regresó a Viena, pero sus colegas le recibieron muy fríamente reprochándole que no había mencionado los nombres de otros colegas en cuyos trabajos se había basado para hacer sus propias investigaciones; en resumen fue acusado de plagio y de omisión científica. 
La Academia sueca hizo investigaciones y llegó a la conclusión de que las acusaciones que habían vertido los colegas de Viena eran infundadas. Así se hizo saber en un número de la revista escandinava Acta Otolaryngologica. 
Bárány abandonó la capital de Austria y aceptó ser profesor de la Universidad de Upsala y director del Instituto Otológico de Suecia, que se creó prácticamente para él. 
Recibió el apoyo de especialistas suecos que redactaron un manifiesto en su apoyo.
Allí, durante los últimos años siguió investigando y publicando. 
Murió el 8 de abril de 1936 tras sufrir varios episodios cerebrales y dos semanas antes de celebrarse una reunión internacional para conmemorar su 60 anivesario. 
En su memoria la Universidad de Upsala creó una medalla destinada a premiar cada cinco años al más destacado investigador de las funciones vestibulares.

DR. JIM BARAL

Jim (Yaakov, Jakub, Jacob) Baral nace el 24 de julio de 1935 en Cracovia, Polonia y muere el 30 de abril de 2010 (74) en Nueva York, Estados Unidos pero lo entierran en Sídney, NSW, Australia el 4 de mayo de 2010.
Asiste al
Gordon Institute en Geelong, Victoria, Australia y a la Escuela Secundaria Randwick.
Se graduó de la Universidad de Sydney, Nueva Gales del Sur en Australia.
En sus comienzos inició su carrera en el campo de la medicina pediátrica. 
Luego trabaja en Sydney como patólogo residente junto a Ralph Douglas Reye.
En 1980 trabaja en Nueva York y se especializa en Dermatología en el Departamento de Dermatología de Mount Sinai.
Fue miembro de varias sociedades médicas, incluida la Sociedad Estadounidense de Medicina y Cirugía Láser. 
En 1997, fue nombrado Maestro del Año de la Escuela de Medicina Mount Sinai.
Co-descubridor del síndrome de Reyes, también fue un sobreviviente del gueto de Cracovia en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial.

DR. AMIN J. BARAKAT

Amin J. Barakat nació en Mounsef, Byblos, Líbano, el 2 de noviembre de 1942. 
Asistió a la Tripoli Boys School en Trípoli y al International College de Beirut.
Sus estudios de grado los hizo en la Universidad Americana de Beirut, Beirut (AUB), Líbano (1963); Doctor en Medicina, AUB (1967) y una Pasantía rotativa AUB en el Medical Center (1966-67).
Para su formación de posgrado fue Residente en el Departamento de Pediatría, Centro Médico AUB (1967-69); residente en el Departamento de Pediatría, Hospital Johns Hopkins, Baltimore, Maryland (1969-1970); miembro de Nefrología Pediátrica en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Washington, D.C., incluida la formación en patología renal en las Fuerzas Armadas (1970-72).
Sus certificaciones fueron una ECFMG en 1966, en la Junta Estadounidense de Pediatría en 1972, Examen FLEX en l976 y un Certificado en Negocios de Medicina (Universidad Johns Hopkins) durante 1999.
En la Universidad Americana de Beirut, Líbano, Departamento de Pediatría fue Instructor clínico (1972-75); Profesor asistente clínico (1977-83) y Profesor asociado clínico (1983-86).
En la Universidad de Georgetown, Washington, D.C., Departamento de Pediatría fue Profesor adjunto (1976-1977),  Profesor asistente clínico (1978-82) y Profesor adjunto adjunto (1983-89).
Fue Profesor asociado de pediatría / nefrología en la Universidad de Vanderbilt, Nashville, Tennessee (l986-89), Profesor clínico de pediatría / nefrología, Universidad de Georgetown Medical Center, Washington, D.C. (1989-2020) y  Profesor clínico de pediatría en la  Escuela de George Washington de Medicina y Ciencias de la Salud (2009-2015).
Tenía licencias para ejercer la medicina en el Estado de Virginia, Sociedades médicas, profesionales y científicas, Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), miembro Asociación Internacional de Nefrología Pediátrica, Sección de Nefrología, AAP, Sección de Salud Infantil Internacional, AAP y Fundación de Ginebra para la Educación y la Investigación Médicas.
En 1977, Barakat y los coautores JB D'Albora, MM Martin y PA Jose describieron a cuatro hermanos con nefrosis familiar, sordera nerviosa e hipoparatiroidismo. Este síndrome ahora se conoce como síndrome de Barakat. 
El síndrome de Barakat es una afección hereditaria caracterizada por hipoparatiroidismo, pérdida auditiva neurosensorial y enfermedad renal. La mayoría de los casos se han atribuido a una mutación en el cromosoma 10p que afecta al gen GATA3. Es probable que la herencia sea autosómica dominante. 
El tratamiento es sintomático y de apoyo.
El Dr. Amin Barakat se jubila a partir del 1 de julio de 2020.

Honores

Sociedad Médica de Honor Alpha Omega Alpha, 1985
Reconocimiento especial de la National Kidney Foundation of Middle Tennessee, 1988
Incluido entre los "mejores médicos" por Washingtonian, 1999-2015
Incluido entre los "médicos mejor calificados de EE. UU." en la guía para los mejores Médicos, publicado por el Centro de Estudios de Servicios, 1999
Medalla de Honor de Ellis Island. Registrado en el Registro del Congreso, 2000
Incluido en la "Guía de los mejores pediatras de Estados Unidos", publicada por el Consumer's Research Council of America, 2002-15
Quién es quién en medicina y atención médica, 2003-12
Quién es quién en Estados Unidos, 2004-16
Los mejores médicos de Estados Unidos, 2005-12
Quién es quién en ciencia e ingeniería, 2006-17
Quién es quién en el mundo: 2007-16
Premio de elección del paciente 2008-2013

Libros

The Kidney in Genetic Disease.
Barakat AY, Der Kaloustian VM, Mufarrij AA, Birbari AE
Edinburgh: Churchill Livingstone, 1986
Renal Disease in Children: Clinical Evaluation and Diagnosis.
Barakat AY (Editor)
New York: Springer-Verlag, 1990

DR. ANDRAS P. BARABAS

Nació en Hungría en 1934 y asistió a la escuela de medicina en Budapest (1953-56). 
Es estudiante de medicina bajo el comunismo y viene de una familia de médicos que tuvieron la mala suerte de ejercer tanto bajo el comunismo como bajo el fascismo.
Dijo: "En la Hungría comunista, los médicos a menudo tenían que ir a trabajar a lugares y especialidades que el gobierno consideraba necesario. Estos intentos utópicos de ingeniería social terminaron por alienar y desviar a los médicos y producir una atención médica desastrosa".
En 1956 tomó parte en la revolución húngara contra Rusia y el comunismo, y luego llegó a Inglaterra como refugiado. 
Allí trabajó en dos unidades de cirugía plástica y asistió y trató lesiones faciales y de manos como así tambien, operaciones reconstructivas después de una cirugía mayor de cáncer de mama, cabeza y cuello.
Trabajó como Profesor de la Facultad de Medicina de Manchester en 1961.
Fue Fellow del Royal College of Surgeons en 1964.
Presentó su Tesis doctoral sobre la "heterogeneidad del síndrome de Ehlers-Danlos" en 1967. 
Finalmente, fue cirujano vascular en Suffolk, Inglaterra.
Escribió "Complicaciones vasculares en el síndrome de Ehler-Danlos" en  The Journal of cardiovascular Surgery, Torino, 1972 siendo el primer médico en describir esta entidad patológica.

lunes, 19 de abril de 2021

DR. PAUL JEAN BAR

Paul Bar o Paul Jean Bar nació el 5 de noviembre de 1853 en París y murió el 26 de noviembre de 1945 en París, alumno y asistente de Stéphane Tarnier, fundador de la obstetricia clínica, en la Maternite. 
Hijo de Jacques Nicolas Bar y Marie Elisabeth Henry.
Fue externo en los Hospitales de París en 1875, interno en 1876, doctor en medicina en 1881.
En 1887 obtuvo su agregación de obstetricia en la facultad de medicina, y trabajó sucesivamente en los hospitales Tenon, Saint-Louis y Saint-Antoine, como jefe de maternidades.
En 1907 sucedió a Pierre-Constant Budin como profesor de obstetricia en la facultad de medicina. 
Fue cofundador de la Societe dobstetrique de Paris
En 1926 fue nombrado presidente de la Academie de Medecine. 
Estuvo involucrado en todas las facetas de la obstetricia, siendo especialmente conocido por su trabajo en eclampsia, embarazos gemelares y craneotomía. 
Un implemento obstétrico conocido como "pinza o clamp de Bar" o "pinza de cordón umbilical" lleva su nombre.
Su libro "Les methodes antiseptiques en obstetrique" fue posteriormente traducido al inglés y publicado con el título "Los principios de los métodos antisépticos aplicados a la práctica obstétrica" 1887. 
Otros trabajos destacados de Bar son:
"La Pratique de lart des accouchements", 1914 - La práctica de la obstetricia.
"Leçons de pathologie obstetricale", 1900 - Lecciones de patología obstétrica.

DR. GUIDO BANTI

Guido Banti nació el 8 de junio de 1852 en Montebicchieri, que era un pueblo típico de la Toscana, en el valle inferior del río Amo, Italia. 
Era hijo del doctor Scipione Band, médico, y de Virginia Bruni.
Banti estudió medicina en la Universidad de Pisa, pero se graduó en 1877 en la Facultad de Medicina de Florencia.
Después de graduarse de la Facultad de Medicina de Florencia en 1877, Banti fue nombrado asistente en el Archihospital de Santa Maria Nuova en Florencia y, al mismo tiempo, asistente en el Laboratorio de Anatomía Patológica.
Jefe del servicio médico del hospital desde 1882, en 1890 se convirtió en profesor interino y, en 1895, profesor ordinario de anatomía patológica en la Facultad de Medicina de Florencia. 
Su servicio médico en el hospital terminó en 1924, después de cuarenta y siete años; murió al año siguiente, su trigésimo quinto año de enseñanza.
Como resultado de los arreglos existentes en ese momento, Banti pudo observar a los pacientes en la cama y luego estudiar sus cadáveres a través de la autopsia y las pruebas de laboratorio; escribió que la observación clínica, el informe anatómico y el examen de laboratorio son tres eslabones de la misma cadena. 
Los numerosos escritos de Banti son originales, y pocos hombres de ciencia han hablado o escrito con tanta concisión y claridad.
Banti fue un clínico perspicaz, como lo demuestra su estudio sobre el agrandamiento del corazón (1886) y sus notas para el tratamiento quirúrgico de la gastritis hiperplásica (1898) y la apendicitis aguda (1905). 
También fue un histólogo preciso que estudió las células cancerosas (1890-1893) y un bacteriólogo capaz que publicó el primer libro de texto italiano de técnica bacteriológica, "Manuale di Tecnica Batteriologica" (Florencia, 1885). Así, contribuyó de manera decisiva al avance del estudio de la patología humana.
Como bacteriólogo, Banti integró la bacteriología con la patogenia de las enfermedades infecciosas. 
Sus trabajos sobre fiebre tifoidea (1887, 1891) y su artículo Le setticemie tifiche (1894) contenían las primeras observaciones de fiebre tifoidea sin localizaciones intestinales. 
De fundamental importancia fueron sus estudios (1886-1890) sobre Diplococcus pneumoniae Fraenkelii. 
En particular, Banti analizó las características de los tipos hemolíticos y viridans. 
En 1890 afirmó la patogenia hematogénica de la neumonía aguda. En su notable trabajo experimental sobre la destrucción de bacterias en organismos (1888), Banti contribuyó al desarrollo de las opiniones de Metchnikoff sobre la defensa fagocítica del organismo contra la invasión bacteriana.
Como histólogo, Banti escribió su "Endocarditi e nefriti" (Florencia, 1895), en la que ilustró varias formas de endocarditis y describió la arteriosclerosis del riñón. 
También anticipó la visión moderna de la nefrosis. 
Oponiéndose a Ludwig Pfeiffer, quien en "Die Protozoen als Krankheitserreger" (1890) interpretó como parásitos algunos corpúsculos citoplasmáticos en las células cancerosas, Banti negó la naturaleza parasitaria de estos corpúsculos y mostró que se trata solo de una patología de la mitosis (Su i parassiti del carcinoma, 1893). 
En ese momento, cuando todo proceso patológico caracterizado anatómicamente por exudación fibrinosa se atribuía a un agente infeccioso, Banti ilustró la existencia de una pericarditis fibrinosa como causada por una etiopatogenia dismetabólica (1894).
Como anatomista, Banti contribuyó a la comprensión de la afasia (1886); y en su artículo de 1907, "A proposito dei recenti studi suite afasie", refutó las opiniones de Pierre Marie sobre el tipo motor de afasia.
De 1882 a 1914 Banti estudió las llamadas esplenomegalias primitivas agrandamientos del bazo que no son ni degenerativas ni infecciosas. 
En su primer trabajo sobre el bazo (“Dell'anemia splenica”, en el segundo volumen de Archivio di anatomia patologica), Banti ya había prestado atención a la relación entre algunas esplenomegalias y una forma peculiar de anemia progresiva hipocrómica en adultos. 
A partir de observaciones posteriores, en 1894 pudo describir una nueva entidad mórbida, más tarde conocida como enfermedad de Banti, caracterizada por anemia con esplenomegalia y, en la etapa terminal, por cirrosis del hígado con ascitis. 
Esta enfermedad, de causa desconocida y de varios años de duración, se define histológicamente por una imagen peculiar del bazo (fibroadenia). Una esplenectomía oportuna, realizada cuando el bazo está agrandado, conduce a una recuperación permanente,
Banti también demostró (1895-1912) que el bazo es el sitio principal de destrucción de los glóbulos rojos y que esta función normal se exagera cuando el bazo se agranda patológicamente. 
Banti afirmó que solo la esplenectomía puede detener el proceso hemolítico, y la primera esplenectomía por ictericia hemolítica se realizó en Florencia, por consejo suyo, el 20 de febrero de 1903.
Pero el nombre de Banti está relacionado principalmente con la leucemia: "Todas las leucemias pertenecen a la sarcomatosis", escribió en 1903, en oposición a las opiniones de Arthur Pappenheim y Carl Sternberg. 
Con más observaciones, Banti completó su definición en 1913. 
Concluyó que las leucemias son enfermedades sistemáticas que surgen de las estructuras hematopoyéticas, los ganglios linfáticos y la médula ósea, y que son la consecuencia del poder proliferativo ilimitado de las células sanguíneas estaminales (el linfoblasto y la médula ósea). mieloblasto. 
Esta sigue siendo la definición básica de leucemia.
Banti también fue el primero en demostrar que la leucemia produce erosión de las paredes de los vasos sanguíneos más pequeños, como resultado de la actividad de las células leucémicas. Si esta erosión no ocurre, entonces no hay leucemia verdadera.
De 1907 a 1909 Banti fue consejero municipal y también asesor de saneamiento en Florencia.
Murió el 8 de enero de 1925 (72 años) en Florencia, Italia.

Escritos

Relazione sulla questione del controllo obbligatorio dei sieri e prodotti 1894
La splenomegalia con cirrosi del fegato 1894
Lo Sperimentale 1896
La Sperimentale 1898